Angular JS,InDatcom,Integracion Tecnologica,Proyectos

La comunidad de AngularJS encontró su anillo en GDL

19 Feb , 2015  

Ser parte de una comunidad resulta muy gratificante, ya que puedes conocer gente con tus mismos gustos y aficiones para platicar sin que te vean con cara de WHAT THE FUCK?. No estamos hablando de cosas como sadomasoquismo o alguna otra parafilia (aunque algunas veces lo parecería), sino de la bonita vida del geek tecnológico, y en específico, de aquellos que gustan de la programación y de pasar horas sentado viendo códigos en la pantalla cual Neo en Matrix. Y tal vez lo mejor es cuando conoces a toda esa banda en eventos en los que gente con mucha experiencia va a hablar de cosas que te interesan,como sucedió el pasado 24 de enero con la comunidad mexicana de AngularJS, el framework de código abierto de Google, quienes tuvieron su primera reunión para nerdear a gusto en las instalaciones de InDatCom en Guadalajara.

Ese día no era igual, las oficinas normalmente tranquilas en fin de semana se comenzaron a llenar de personas ajenas que buscaban lugares donde sentarse y comenzar a utilizar sus computadoras preparándose para algo que muchos iban a experimentar por primera vez y que algunos más ya habían podido vivir anteriormente en la Ciudad de México. Poco a poco comenzaron a llenarse los lugares mientras comenzaba la reunión en voz de Josué Gutiérrez, uno de los fundadores de la comunidad que él mismo describe como hobbits, “no tenemos tanto poder pero somos gente comprometida”.

Para este momento ya todo eran ojos fijos en la pantalla que recibía las imágenes del proyector y oídos atentos a los expositores, con todo y los errores técnicos que sucedieron durante el evento, cosa normal al ser la primera vez y pasar esos momentos de nerviosismo. Pasaron al frente Jorge Medrano, Israel Guzmán y Janet Maldonado a platicar las ventajas de esta herramienta y las oportunidades para todos los chavos que quieren dedicarse al desarrollo en un país que poco a poco está abriendo más oportunidades y dejando atrás esos pañales sucios de ignorancia tecnológica.


Al final de cuentas, esta primera edición se realizó sólo como una reunión de cotorreo filosófico sobre lo que hace la comunidad, sin dedicarle mucho espacio a lo técnico, algo que algunos de los asistentes les gustaría ver en próximas ediciones de estos pequeños encuentros que se realizarán cada mes y que se convierten en una especie de quedad con los cuates, solo que en lugar de “rolear”, echar un rato en el Halo o sacar el Magic, son para aprender sobre una herramienta que una mayor cantidad de empresas están utilizando y conocer más gente involucrada en el desarrollo para lograr un verdadero equipo que pueda llevar a más chavos al mundo de la tecnología no sólo como pasatiempo, sino como una forma de vida.

Angular JS, como dijo Josué en algún momento, es como estar enamorado, lo amas, lo odias, a veces lo desprecias, pero siempre regresas a él, es un gran framework que terminará enganchando hasta al más escéptico. No se pueden perder las siguiente ediciones en los que podrán aportar algo de su conocimiento con más gente que gusta de lo mismo, y aprender de los más experimentados. La comunidad necesita de todos, aunque no siempre sea para destruir el anillo y eliminar a Sauron de la Tierra Media.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *